lunes, 8 de febrero de 2016

ENTORNO LITERARIO, SUSCRIPCIÓN A LA REVISTA

     Abrimos la sección del blog de la Revista Entorno Literario, del grupo Entorno Gráfico Ediciones,  en la que encontrarán información para suscribirse con todas las ventajas que conlleva hacerlo. Verán en el texto que sigue todas las recomendaciones mediante las que podrán formar parte de este interesante iniciativa editorial.




ENTORNO LITERARIO, SUSCRIPCIÓN A LA REVISTA





       Estimados lectores y amigos:
La editorial Entorno Gráfico Ediciones abre con su primer número la revista, Entorno Literario, cuya publicación tendrá tirada semestral, y que si bien se vertebra bajo el eje de la literatura,  ofrecerá en sus páginas, en rica e interesante miscelánea, junto a la poesía, la narrativa, la crítica literaria, también el pensamiento, el arte, la ciencia y los libros, siempre los libros. Firmas acreditadas y de primer orden darán cuerpo a una edición singular que hará, sin duda, las delicias de los interesados en estas temáticas y dominios singulares. Su edición está elaborada con la calidad y el cuidado de quienes aman el libro como auténtico y delicado objeto de arte, así el diseño, la impresión, la encuadernación… cuidadísimos, son los emblemas que caracterizan cada uno de los números que irán saliendo en adelante.
                Su difusión está prevista para el ámbito nacional e internacional (hispanohablante) que garantizará la divulgación de sus textos literarios y elementos artísticos e intelectuales que la configuran. Además de en las librerías y establecimientos especializados, podrá encontrar dicha publicación en las páginas y tienda virtual de Entorno Gráfico y Ábaco Gráfico.
                Abrimos también la posibilidad de la suscripción a la revista con unas ventajas verdaderamente considerables para el interesado, además de recibir puntualmente la revista en su domicilio, contará con un descuento en cada número que pasará de los 8 € habituales en librería, kiosco o tienda virtual, a 6 € por número, además de recibir el regalo de un libro de nuestra colección que pasaremos a señalar en cada promoción que se haga para la ocasión, siendo la suscripción anual de 12 €. Si adjuntan correo electrónico personal, les mantendremos informados de todas y cada una de las novedades editoriales así como de las promociones y descuentos que se establezcan de manera periódica.
                Si encuentran de su interés hacerse suscriptores de esta interesantísima publicación con todas las ventajas que conlleva dicha suscripción, pueden hacerlo mediante ingreso bancario en la cuenta: ES66 3023 0027 1756 8285 2305
mandando a los siguientes correos electrónicos el justificante de pago para que, de manera inmediata, pasemos a hacerle su correspondiente envío: info@entornografico.es o contabilidad@entornografico.es Para cualquier consulta pueden escribir a dichas direcciones o también al número de teléfono: 958 421 122 / 958 431824
                Al auspicio de iniciativas como esta y con la imprescindible implicación vuestra, acaso podamos ir materializando en un mercado y una sociedad tan complejos como el que nos ha tocado vivir, la edición de publicaciones como esta (y otras que iremos ofreciéndoles) que garanticen la excelencia tanto de continentes como de contenidos traducidos en objetos de edición tan exquisitos como singulares.

                Atentamente:                                  José Antonio Rodríguez Domínguez

                                                                              Gerente de Entorno Gráfico Ediciones.




Relación de libros de regalo (a escoger uno) para los nuevos suscriptores




Con tecnología NFC
Con tecnología NFC

viernes, 22 de enero de 2016

LA COLECCIÓN "EL TORNO LITERARIO", DE LA EDITORIAL ENTRONO GRÁFICO EDICIONES, OFRECE CUATRO NUEVOS TÍTULOS

La revista Entorno literario se complace traer para la sección, Noticias, del blog de la revista, la primicia sobre la aparición de cuatro nuevos títulos de la colección El torno Gráfico, de la editorial Entorno Gráfico Ediciones, nos referimos a, La costumbre de ser Lluvia, de Fermín López Costero, En piel del Ángel caído, de Magda Robles, La noche de los cangrejos, de Pastor Aguiar y Pan y leche para niños, en su tercera edición aumentada, de Francisco Acuyo. Muy pronto estarán tanto en la librerías como en la tienda virtual de la editorial. Dejamos aquí sus portadas y una aproximación muy breve sobre sus autores y su libro.








CUATRO NUEVOS TÍTULOS DE LA COLECCIÓN 
"EL TORNO GRÁFICO", DE LA EDITORIAL










Fermín López Costero (Cacabelos, León, 1962) es autor de los libros de poesía, Memorial de las
piedras (Talavera de la Reina, 2009. Premio Joaquín Benito de Lucas 2008) y La fatalidad (Granada, 2014). Como narrador, ha publicado un libro de cuentos, titulado Pequeño catálogo de historias breves (Cacabelos, 2003), y otro de microrrelatos, titulado La soledad del farero y otras historias fulgurantes (León, 2009). Dentro de la microficción, su obra ha sido reconocida en varios certámenes y aparece en las más recientes e importantes antologías. También es autor del libro Catálogo bibliográfico de Antonio Pereira (Ponferrada, 2006) y de numerosos artículos y estudios sobre temas artísticos e históricos relacionados con la comarca leonesa del Bierzo. Algunos de sus poemas y microrrelatos han sido traducidos al francés y al portugués.




Según la prologuista del poemario, Magda Robles, estamos ante un libro:
Con el estilo profundo, elegante y culto, pero a la vez cercano, al que nos tiene acostumbrados, Fermín López Costero nos ofrece esta lluvia literaria del Noroeste peninsular, que empapa por igual de júbilo y melancolía la Galicia de Rosalía de Castro, la Asturias de Clarín, el Bierzo galaico-leones de Antonio Pereira y el norte portugués de Miguel Torga. Un poemario impregnado de añoranza, que juega con las luces y las sombras para crear una sublime composición entre penumbras. La costumbre de ser lluvia oscila entre el existencialismo intrínseco a la asunción personal de la fugacidad y la fragilidad humanas, acrecentado en ocasiones por circunstancias propias y ajenas, y un romanticismo con evidentes tintes góticos que lleva a la voz poética a la sublevación, a encontrar refugio en lo irreal, en lo ilusorio, en lo que reside más allá del espejo; a la búsqueda de respuestas vitales que consigan acallar la duda ontológica en cierta medida, a cuestionar el discurso hamletiano del ser o no ser, y establecer que la verdadera disyuntiva se encuentra entre el ser, como realización personal suprema, y el existir, como mera supervivencia en este aciago tiempo en que vivimos.





EL SALTO




Eres hoja volandera,
pétalo segregado, que se deja seducir
por el misterio de los precipicios.

Bastaría el zumbido de un insecto
para despertar tus ansias de volar.

Equilibrista en la cuerda floja de la palabra,
que calcula las variables de la estocástica
y toma el impulso necesario
para, a pesar de todo, sobrevivir.



Fermín López Costero












Magdalena Robles León, decía de sí misma en las solapas de este nuevo libro suyo: Con el cuerpo en este siglo, y la mente dispersa en sueños inciertos y siglos pasados, esta granadina comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo de las letras a la par que daba sus primeros pasos por el mundo. Como dice en serio, aunque la suelen tomar a broma, aprendió a leer y escribir casi antes que a hablar. Y en ello sigue. Poco a poco cambió la libreta, el boli negro y su mala letra por una perfecta caligrafía moderna que escribe sin tinta y no mancha los dedos, y comenzó a llenar de palabras prestadas y “deslices” propios un blog escrito a media luz, ”En penumbras…”. En ese espacio se fue gestando el que hasta ahora era su primer poemario publicado, En penumbras se hizo verbo, galardonado con el XVII Premio Nacional de Poesía Miguel de Cervantes de la Ciudad de Armilla. Guarda en el cajón, que no en el olvido, dos poemarios más que quizá en otra ocasión vean la luz: su Pequeño muestrario de relojes y silencios, y el puñado de deslices un tanto oscuros que componen Por los malditos, y se encuentra dando forma a un tercero, Breviario. Incluida en las antologías nacionales Antología de Poetas Andaluces, Antología Poetas de Sierra Morena, y Ronda de letras, y la antología internacional La luna en verso, sus letras aparecen en diversos portales literarios y revistas, y les ha dado voz en distintos recitales y encuentros poéticos por su tierra andaluza, y ciudades cercanas. Lectora voraz, es además reseñadora por afición, y colabora en diversas publicaciones tales como la Revista Jizo de Humanidades, las revistas digitales de arte, literatura y crítica literaria Espacio-Órbitas y Papel Literario, y el fanzine Ultratumba, publicación dedicada a la literatura, música, y fotografía de tendencia gótica.




DECLARACIÓN DE INTENCIONES



He necesitado
tan solo
trece mil latidos
y un instante
para nombrarte.

Eres.
Sed.
Y calma.

Quede este cuerpo
como ofrenda
viva e inmutable.

Sea esta voz semilla tuya.
Perpetua.
Esparcida al viento.




Magda Robles












Pastor José Aguiar (1950). Nacido en Cuba y estadounidense por elección desde los años ’90.
Es médico, especialista forense, escritor y poeta. Ha desarrollado un estilo personal de narrativa costumbrista cubana con matices en la literatura real maravillosa, inspirada en sus vivencias como hijo de campesinos cubanos emigrantes de Islas Canarias y asentados en la mayor de las Antillas durante el siglo pasado. Ha publicado, Cuentos, por Editorial Pelícano, Miami (2012) y Tierrita de la Discordia y otros cuentos (2014), en Editorial Entrelineas, Miami. Ha participado en numerosas Antologías internacionales en español e inglés, obteniendo algunos premios y menciones tanto en Cuba como en Estados Unidos. Su creación literaria es abundante y permanece en su mayoría, aún inédita. Es fundador de los blogs ViajeroMi Arboleda Poesía Libre; aficionado a la fotografía y a la pesca, actividades que practica en su tiempo libre en Florida, donde vive actualmente con su familia y trabaja en el campo de la Medicina del sueño.


Decía en el prólogo a este libro Francisco Acuyo lo siguiente:

El apartamiento de la lengua común —desviada— es tan cristalino y de tal sutileza en estos relatos que, como acaso hubimos de constatar en la poesía de talentos excepcionales como el caso de Antonio Machado, diríase, tal es la maestría y exquisitez del tratamiento de los recursos estilísticos, que estos parecen diluirse hasta su aparente inexistencia, operación nada fácil de llevar a cabo con resultados tan sutiles y extraordinarios; se diría que cuenta con una total naturalidad en su conferencia narrativa, aprestado el discurso al uso habitual de la lengua hablada de común en el territorio en el que nuestro autor sitúa a los personajes y su acción narrativa. No hay, aparentemente, extrañamiento lingüístico —que no sea el que causa el léxico local y sus giros propios y habituales para el no iniciado en su particularidad idiomática, apariencia que, perseveramos en ello, puede llevar a engaño pues, el aparato literario es mucho más intrincado de lo que puede parecer, seducido por mor de esta sencillez aparente. Me estoy refiriendo no sólo a aquellas particularidades psíquicas que estilísticamente se revelan como propias del genio creador de quien las escribe, estoy aludiendo también a los innegables valores estructurales que conforman estos relatos: recursos verbales, procedimientos estilísticos; ritmos narrativos, de diálogos y de discurso, que confluyen en una sistemática que resulta extraordinariamente original y compleja en su alegato y conferencia literaria.

AQUELLOS OJOS (fragmento)

Pareciera que lo había olvidado, porque pocas veces mencionaba su nombre como cascarón vacío. Quedaba resonando el eco varios segundos y él ya iba entrándole a otro asunto. Decía “pipo” hacia arriba y terminaba en algún pájaro de tiempo irremediable.
 Terco disimulo, porque raro era el día en que no cerraba los ojos un buen rato, estuviera donde estuviera, para rescatar a pipo, al menos su rostro. A pesar de que en un mes iba a cumplir diez años cuando el trueno le mató al padre, su figura le llegaba por referencias de los dos o tres parientes muy ancianos, un pipo corpulento, no tan alto, que acostumbraba a ponerle nombretes a todo el mundo; y un retazo de mediodía como en un cofre, para él solamente, con pipo sobre la cama a la hora de la siesta, las ventanas de par en par y aquella brisa tibia manoseándoles la piel. Su padre sin camisa con el brazo derecho levantado como una palma real, para que él lo golpeara con el canto de su manita, arrente el hombro, imaginando que derribaba un árbol, quizás entre risas.


Pastor Aguiar










Francisco Acuyo (Granada 1960) cursó estudios de Derecho y de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada —en esta última disciplina es doctor.
Entre los libros de poemas publicados se encuentran La Transfiguración de la Lira (1984), No la flor para la guerra (1987, 1997, 2ª edición aumentada), Ancile (1991), Cuadernos del ángelus (1992), Vegetal contra mosaico (1994), Los Principios del Tigre (1997, 2012, 2ª edición aumentada), Mal de lujo (1998), Pan y leche para niños (2000, 2010, 2ª edición aumentada), El Hemisferio Infinito (2003), Centinelas del sueño (2008) o Haikus de la Alhambra (2013). Entre los cuadernos de poesía y pintura: Diez Décimas Decimales (2000), Ángel contrario al imposible (2001) o En Campos de Zafiro (2001) entre otros. En cuanto a ensayos científicos y literarios: Los fundamentos de la proporción en lo diverso: sobre la simetría y la asimetría endecasilábica (2007 y 2011, en edición nueva y revisada), Fisiología de un espejismo (2010) y Elogio de la decepción (y otras aproximaciones a los fenómenos del dolor y la belleza), (2013). Ha sido traducido al inglés, francés, polaco y portugués.


Pan y leche para niños, 3ª edición aumentada, del libro de poemas del poeta Francisco Acuyo, con una nota introductoria del autor y nuevos poemas. Según el propio autor en un fragmento de dicha nota introductoria:
Veréis discurrir en desigual desfile pues, poemas1 que se ubican en el mundo de la infancia para redimir el prejuicio de nuestra edad adulta, ya tristemente remisa a indagar en el mundo y en la vida con similar entusiasmo a como lo hizo cuando niño. Así las cosas, no son poemas para niños, no obstante, lo son inevitablemente, pues, están inspirados no sólo en el aspecto meramente vital, existencial de la infancia, también en la necesidad de permanecer como niños para el mejor y más genuino entendimiento de la razón emocional que hace más genuino al ser humano. El que no sea como un niño no verá el reino de los cielos, tiene su fundamento precisamente en que en ese estado de conciencia primordial se manifiesta el ideal para la integración de esa conciencia en el ser y el devenir de nuestras vidas.




EN EL OTOÑO



(Andante)

En los anales del alma
amarillo y ocre se cerca
de amarantos el paisaje,

el corazón de lobelias.
En el pensil de los setos
se desliza una leyenda:

luz y sombra, sombra y luz
–dice entre las hojas secas–
que del fin hace principio,
del infinito frontera.




Francisco Acuyo
Fermín López Costero (Cacabelos, León, 1962)






jueves, 12 de noviembre de 2015

REVISTA ENTORNO LITERARIO, NÚMERO 1, PRESENTACIÓN








Después de algunas vicisitudes y problemas ajenos a la voluntad de los responsables de la edición de la revista, al fin verá la luz el primer número de la revista Entorno Literario. Se presentará el día 11 de diciembre, a las 20.00 horas, en la sede del Palacio de los Condes de Gabias, de la Diputación de Granada.  En la presentación de dicho número estarán, José Antonio Rodríguez y Francisco Acuyo, directores de la revista, los poetas Manuel García y Virgilio Cara, integrantes del Consejo de Redacción. Adjuntamos algunas páginas, portada e invitación para el evento. Aquí ofrecemos una breve muestra con lo que podrán deleitarse en unos pocos días: Un fragmento de un poema de Carlos German Belli y un poema de en francés de Manuel Machado, en posterior traducción del poeta Manuel García, así como alguna de las fotos de Lola López-Cózar que se integran en este número.







REVISTA ENTORNO LITERARIO, NÚMERO 1, PRESENTACIÓN








Esas palabras de barroco estilo
cuando elevadas vuelan por los aires,
dichas de viva voz a plenitud
suelen asumir una cara extraña
ante el oyente a quien van dirigidas,
y de improviso allí paralizadas,
lejos del par de oídos
perennemente atentos todo el día,
y del excelso seso acto seguido,
cuán lejos de uno y otro,
que las ricas palabras se transforman
en inasibles cosas extraviadas
en el éter sin límite por siempre.
Y sorprendido allí el ansioso oyente
sin poder captar siquiera algún
átomo del poema retumbante,
que aunque sonoro nadie lo comprende,
y el tema yace dentro de sí mismo,
yendo raudo en volandas por el aire,
no agua ni fuego, no,
y en dirección opuesta a los oídos
que ansiosamente aguardan verso a verso,
aquí a los cuatro vientos
leídos en un acto muy solemne,
aunque sin llegar nunca a su destino,
por el lenguaje a cada rato oscuro.


Carlos German Belli (fragmento del poema)






LA VIE...







Ni vice ni vertu dans ma course incertaine.
Ma vie est un regret de ne rien regretter
Et, promenant l’horreur de ma peine sans peine,
je vais maudit du Ciel ainsí que de l’Enfer.

Des’ébauches d’amour, de la haine pour rire…
des biens, des maux, sans trop démêler la saveur,
de plaisirs aigre doux, des lyriques martyres…
Car j’ai peur de la joie comme de la doleur.

Je me suis arrêté à toutes les frontières
et je n’ai pas goûté la paix d’un seul pays,
la terre qui délasse ni l’eau qui désaltère.

A attendre le soleil il s’est fané mon lys.
J’arrive où l’on ne sait… Et, sur la fin, je vois
qu’il faudrait parcourir la route une autre fois.




Manuel Machado



LA VIDA




Ni vicio ni virtud, en mi carrera incierta
de no lamentar nada mi vida es un lamento,
y, paseando el horror de mi pena sin pena,
ni me bendice el cielo ni me quiere el infierno.

No desdeño la risa ni el amor lo adivino...
ni de bienes ni males... no me ocupa el sabor
de juergas agridulces ni líricos martirios...
Me asusta la alegría tanto como el dolor.

Yo, que me he detenido en todas las fronteras,
la paz no he disfrutado de ni un solo país,
la tierra que descansa o el agua que consuela.

Por esperar el sol se marchitó mi lis.
Yo no sé dónde voy. Y al final sólo sé
que habrá que recorrer el camino otra vez.






versión de Manuel García










lunes, 9 de noviembre de 2015

ENTORNO GRÁFICO EDICIONES PUBLICA, MI DESNUDA REALIDAD, DEL ARTISTA DIEGO CANCA

Para la nueva sección Publicaciones de Entorno Gráfico Ediciones, del blog de la revista Entorno Literario, Mi desnuda realidad, del artista Diego Canca, libro de gran formato en pastas duras cuya edición es francamente espectacular. Está dotado de la tecnología NFC para lectura en smartphone. Desde aquí os animamos a que le echéis un vistazo y veáis que merece la pena su adquisición. Ofrecemos unos textos sobre el autor y sobre el libro en forma de sinopsis, así como las palabras del propio autor y de José Luis Gómez Barceló, A.C. de la Real Academia de Bellas Artes de S. Telmo, así como unas reproducciones de los espléndidos contenidos que porta esta extraordinaria publicación.



ENTORNO GRÁFICO EDICIONES PUBLICA, 

MI DESNUDA REALIDAD, 

DEL ARTISTA DIEGO CANCA



Diego Canca, Ceuta, 1948




Desde muy temprana edad se desata su pasión por el arte. El lápiz se convierte en su fiel compañero hasta el día de hoy hasta el punto de creerse que nació con seis dedos: uno de ellos de madera y grafito.
Pronto entra en contacto con el mundo de las galerías de arte y su obra se expande por distintos puntos del planeta: Nueva York, Berlín, Franfurl. Gante. Londres ... y. por supuesto la península española, acogen su obra a través de las numerosas exposiciones realizadas.
Numerosos premios avalan su trayectoria y "Mi desnuda realidad" se convierte en el tercer y más importante libro dedicado a su obra. Dibujante, pintor, grabador, escultor y escritor. Un artista que va por la vida como un principiante, sin dejar de investigar opciones nuevas que le lleven a desarrollar cuanto se cuece en su cabeza.


El día que nací yoóleo sobre lienzo pegado a tabla


MI DESNUDA REALIDAD

Carmina burana, óleo sobre lienzo pegado a tabla

Platón aseguraba que el artista era un "Hombre Dios", un ser afectado de "Locura Divina" que alcanzaba valores inmensurables en sus creaciones.
Sin entrar en confirmar o discutir esas aseveraciones sí me atrevo a decir que los mundos por los que transita el artista nada tiene que ver con los que elige el resto de la gente. sin que ello signifique que es mejor.
signifique que es mejor.
La osadía del artista le lleva a expresarse libre de manifestaciones ideológicas y autoritarias. No necesita más que sentir, desarrollar y plasmar los mundos desvelados en su interior para representarlos a través de medios que puedan ser percibidos por los sentidos de quienes se acercan a su obra.
Este libro pretende aglutinar esos mundos en los que me he adentrado en todos estos años. El resultado de estas incursiones son las obras que en él aparecen. No están todas, pero las que están son una reproducción de mis fantasías creativas. Vivencias plasmadas con distintos medios, casi todos aquellos con los que se puede hacer arte, incluyendo corazón, cabeza. mano y jirones de piel que quedaron en cada obra.

Diego Canca






Carcelero, carcelero, óleo sobre  tabla




 EL UNIVERSO CREATIVO DE DIEGO CANCA
(FRAGMENTO)



La vieja alacena, óleo sobre  tabla



[...] Diego Canca está abierto siempre a lo nuevo. Lo demostró cuando se enfrentó a la obra gráfica con técnicas pioneras, plasmando tanto atmósferas imposibles, como abstracciones llenas de  encanto. Esos grabados que no nos podían faltar en la exposición y que nos envuelven como las brumas de los levantes de su tierra, de Ceuta.
Ahora vuelve a ello con algo mucho más difícil: el arte digital. Y al oírselo contar, es como si escucháramos a un niño que acaba de descubrir lo que se puede hacer con una caja de acuarelas y un cuaderno. Porque Diego, cuando se ilusiona, lo hace con esa misma ingenuidad, con ese mismo amor por lo que hace, y ahora lo está. Está entusiasmado.
La obra digital de Diego es de limitadísima tirada, con materiales de primera calidad, en los  que plasma su creación, a la que ha dado a la luz en su tableta, con sus lápices, como si estuviera trabajando en su blog, con carbones y colores. Luego, el montaje sobre aluminio convierte su obra en algo sorprendente y lleno de fuerza.
El seguidor de este artista poliédrico va a poder entender su preocupación por el espacio, los volúmenes y las formas cuando vea sus tallas en madera de juventud, los modelados y bronces a los que se enfrenta hoy.
El amigo de este hombre sensible va a poder reconocer su necesidad de expresión con palabras en sus títulos, y con pensamientos en sus piezas, y lo hará igualmente cuando lea los poemas que acompañan a algunas de ellas.
Descubrirá a una persona madura intelectualmente. A un hombre sereno, cálido, perseverante. A un artista con mucho que enseñar y muchas ganas de aprender. Porque de lo uno y de lo otro no se puede uno cansar nunca, y él no lo hace.
Así es la obra de Diego Canca. Así es el propio Diego Canca.



José Luis Gómez Barceló
A.C. de la Real Academia de Bellas Artes de S. Telmo









viernes, 6 de noviembre de 2015

HAIKUS DE LA ALHAMBRA, DE FRANCISCO ACUYO, 2ª EDICIÓN AUMENTADA EN "EL TORNO GRÁFICO"

Para la habitual sección Libros del Entorno Literario del blog de la revista de mismo nombre, proponemos hoy el nº 7 de de la colección El torno Gráfico de la editorial Entorno Gráfico Ediciones, la segunda edición de Haikus de La Alhambra, del poeta Francisco Acuyo, con fotografías de Francisco Fernández.




 HAIKUS DE LA ALHAMBRA, DE FRANCISCO ACUYO,

 2ª EDICIÓN AUMENTADA

EN "EL TORNO GRÁFICO"






Segunda edición de Haikus de La Alhambra, publicado por la editorial Entorno Gráfico, con poemas de Francisco Acuyo y fotografías de Francisco Fernández, que tiene como novedad, además de la oferta de poemas y fotografías nuevos, su edición en tecnología NFC (La tecnología avanza a pasos agigantados y el sector editorial español se ha aliado con ella y una editorial granadina tiene un nuevo e innovador producto, la inclusión de chips NFC que pueden interactuar con los actuales smartphones y que además están logrando que los libros tradicionales puedan llegar a un público que hasta ahora no podía disfrutar de ellos, las personas ciegas.)

Nota editorial:

En esta segunda edición de los Haikus de la Alhambra, agotada ya la primera en muy poco tiempo, ofrecemos, como atractiva novedad a su primorosa publicación inicial, unas pocas composiciones nuevas del poeta Francisco Acuyo, adjuntas como primicia singular, a algunas fotografías no incorporadas en la primera y muy celebrada selección del profesor y fotógrafo Francisco Fernández que, en su momento, integrara la primera edición; conjunto de poemas y fotografías que en modo alguno desmerecerá el cuidado, vigilancia y delicada y dedicada entrega de nuestra editorial para la consecución de esta nueva versión impresa de los Haikus de la Alhambra. Para tal fin, encontramos el beneplácito y generosa dedicación tanto por parte del poeta como del fotógrafo, así como de todos los que son responsables del diseño, maquetación, impresión y encuadernación de nuestra editorial. Esperamos que tenga  tan buena acogida por parte de crítica y público lector en esta ocasión como lo fuera en la anterior divulgación impresa. En cualquier caso nos queda la satisfacción de obsequiar a quien sepa apreciar una labor tan excelsa en lo creativo como muy elaborada en el resultado material llevado a término en la consecución de este librito, que tú, imprescindible lector, ahora tienes para tu juicio, reflexión y deleite, entre tus curiosas o avisadas manos.




Fragmento de la introducción

[…] Si en la tradición china la simbiosis entre pintura (como wu-sheng-shi, poesía silenciosa) y la poesía es algo del todo natural, además de los antecedentes occidentales reflejados en la locución horaciana ut pictura poesis, en este caso concreto se verá referenciada o emparentada con la fotografía artística, lo cual no debe resultar al oído avisado armonía perturbadora, sino muy al contrario, música concorde para el espíritu sensible a la más elevada cadencia y eufonía que proporcionarse puede. El tiempo y el espacio penetrados delicadamente por amabas artes, en su conjunción, deben alzarse a los ojos, al oído y al entendimiento del espectador, con naturalidad y avenencia equilibradas, conformando una suerte de música duradera que se une a la imagen como parte de un todo semiótico que invita a cada lenguaje (lenguaje poético y plástico, como parte de ese todo) a nutrirse creativamente de forma mutua.
 Las deudas con la tradición poética china son, pues, también ostensibles en la concepción de este breve poemario, no pasó desapercibido para quien les habla la concepción de lü-shi en cada breve conjunto poemático, el mínimo completo siempre estuvo en la mente de quien suscribe modestamente estos poemas, con las variantes métricas que ofrece en cada poema, que opta por los tres versos y no por los cuatro habituales (si bien siguiendo la composición en versos pentasílabos y heptasílabos), no debiendo obviarse (como así sucede en la composición china), la situación o ausencia de las  correspondientes cesuras en los versos.  […]

Enlace al tráiler de la versión audiovisual del libro





Tenue pincel
pinta luces y sombras                                                                       
sobre el laurel.


De sombra, enhiesto
surtidor, el ciprés                                                                  
mana del cielo.




    En el estanque,
la eternidad se mueve                                                                      
por un instante.




Estatua: espectro
que fue del devenir                                                                          
un movimiento.




Arde el naranjo.
La calima consume
áurea el espacio.




A la baranda
del mirador se asoma                                                                       
una fragancia.




EL petirrojo
la tarde porta sobre
su pecho docto.





ARDE en el agua
el espíritu alado                                                                                           
de la distancia.




Sobre los muros,
arrocabes y fuentes                                                                                      
arde el crepúsculo.





El tiempo va
sobre la tarde hacia                                                                          
la eternidad.



Francisco Acuyo